Pintar una pared con árboles

Para la habitación de mi hija (puedes verla entera en este post) no quería algo tradicional. Me gusta el rosa sí, pero trataba de evitar que resultara algo “empalagoso” por lo que decidí dejar la habitación tal y como estaba pintada: en un gris perla y en un gris intenso la pared junto a la ventana. Estaba pintada de gris porque era la habitación que usaba como despacho. Ahora mi despacho ha pasado a otra estancia y es blanco. La idea de dejar la pared de gris me entusiasmó, porque es un color neutro, y de esta forma, al no ser llamativo, podía permitirme tener un poquito más de libertad a la hora de introducir colores y estampados en el resto de elementos.

Con esta idea como base empecé a buscar en Internet inspiración. Encontré muchísimas ideas. Entre ellas, la que más me gustó fue la de María, blogger de Decor&me, para la habitación de su hija Luna: un mural precisamente de color gris con troncos de árboles blancos con un estilo muy muy nórdico. Y como me gustó tanto, me envalentoné y allá que cogí escaleras y pintura para ponerme manos a la obra. He de decir que es cierto que no es difícil y eso, teniendo en cuenta que lo hice estando ya de algo más de 7 meses de embarazo (no sé como no rodé escaleras abajo cual bolita de nieve). También es cierto que mi marido puso el grito en el cielo cuando llegó a casa y me vio ahí subida (no serían más de tres escalones) pero claro, con monumental barrigón que yo lucía la verdad es que la escena se retrataba más dramática de lo que en realidad era. Así que él me ayudó a terminar con las ramas más altas.

Los pasos que seguí los tenéis perfectamente explicados en su blog aquí. Lo único que puedo aportar es que, en mi caso, dibujé un boceto en mi cuaderno, para hacerme una idea de cuántos árboles quería poner, y la inclinación orientativa de cada tronco. Por otro lado, yo no corté la cinta de carrocero tal y como hizo María para dar un aspecto irregular a los troncos. Los dejé con corte recto.

Y este es el resultado:

Proceso pintar árboles

Como puedes ver en las fotos, una vez que se secó la pintura coloqué unos vinilos de casitas de pájaros y pajaritos de colores, para darle un poco más de vida al ambiente y recrear un ambiente más juvenil.

Árboles terminados

 

Resultado pintando árboles

¿Qué te ha parecido? Espero que te guste. Si tienes alguna duda, puedes plantearla en los comentarios.

Chaíto!!

Vanessa

PD: Siento la pésima calidad de las imágenes, las hice con mi antiguo móvil. Sorryyyyyy

2 thoughts on “Pintar una pared con árboles

  1. Me ha encantado la idea, has huido de los típicos azules para niños y rosas para niñas, sin caer en la oscuridad que ciertos colores dan a las habitaciones. No te lo copio porque el peque ya se me va haciendo mayor y tendré que pensar en una decoración para el futuro, de lo contrario, ya estaría subida a la escalera jejejee

    1. jajaja. Gracias Pilar! la verdad que fue un poco arriesgado porque el gris puede parecer un poco triste para una habitación infantil, pero ya ves que decorándola todo cambia! Un besito para ti y para tu peque 🙂 !!

Deja un comentario